DIÓCESIS DE DAVID HISTORIA - david.iglesia.org.pa

HISTORIA - david.iglesia.org.pa

Vaya al Contenido

Menu Principal




H
I
S
T
O
R
I
A

Sus obispos


La Diócesis de David fue creada por el Papa Pío XII, el 6 de marzo del año 1955, mediante la Bula «Amantissimus Deus», abarcando la Provincias de Chiriquí y Bocas del Toro. En 1962, con la creación de la Prelatura de Bocas del Toro, en la Provincia del mismo nombre, la diócesis quedó circunscrita a la Provincia de Chiriquí. La posterior creación de la Comarca Ngöbe-Buglé, en 1997, dio la actual configuración físico-geográfica de la diócesis.

Su primer Obispo fue Mons. Tomás Alberto Clavel Méndez, quien dirigió la diócesis durante casi 9 años, hasta ser nombrado Arzobispo de Panamá. A Mons. Clavel le sucedió Mons. Daniel Enrique Núñez Núñez, quien estuvo al frente de la misma por más de 34 años, algunos de los cuales con la ayuda de Mons. Carlos Ambrosio Lewis, S.V.D., como Obispo Coadjutor. El 28 de agosto de 1999 tomó posesión, como tercer Obispo de David, Mons. José Luis Lacunza Maestrojuan, O.A.R., hasta entonces Obispo de Chitré.

Hasta el momento de su constitución como Diócesis, este territorio pertenecía al primer Obispado de Tierra Firme, establecido en Santa María La Antigua del Darién, desde 1513, el cual, a su vez, era diócesis sufragánea de la Arquidiócesis de Sevilla. Hay noticias fidedignas de la temprana evangelización de estas tierras, siendo la población de Remedios el primer pueblo fundado y evangelizado en 1589; posteriormente, vendrían Alanje, Dolega, etc.

En 1893, con el fin de tener una mejor administración eclesial, se creó la Vicaría de San Pablo, que abarcaba la provincia de Chiriquí, comprendiendo once parroquias.

En 1900, tres años antes de que Panamá proclamara su separación definitiva de Colombia, la Diócesis de Panamá pasó a ser sufragánea de la Arquidiócesis de Cartagena.

El 14 de diciembre de 1925, por disposición del Papa Pío XI, la Iglesia panameña es separada de la jurisdicción de la Iglesia colombiana y Mons. Guillermo Rojas y Arrieta, Obispo de Panamá, es constituido como primer Arzobispo de Panamá. En 1943, dividiendo el territorio de la Vicaría de San Pablo, se estableció una nueva Vicaría Foránea en la provincia de Chiriquí, la Vicaría de San Juan de la Cruz.

La Bula Pontificia «Amantissimus Deus», con la que se erige la Diócesis de David, señala que el Obispo tendrá su Sede y domicilio en la ciudad de David que «elevamos a la dignidad de Ciudad Episcopal» y «colocará su trono en la Iglesia de San José» que, al mismo tiempo, elevamos a la categoría de Catedral.

La Diócesis de David está dividida en 26 Parroquias, agrupadas en 6 Zonas Pastorales. La atención pastoral está a cargo de cuarenta y un (41) Presbíteros, siete (7) Diáconos Permanentes y un Diácono Transitorio, que cuentan con la fiel colaboración de medio centenar de Religiosas, una ingente lista de Catequistas, Delegados de la Palabra, Ministros Extraordinarios de la Comunión y un largo etcétera de hombres y mujeres que brindan toda clase de servicios eclesiales.    La Diócesis de David abarca la Provincia de Chiriquí y los Distritos Besikó, Mironó, Nole-Duima y Münä de la Comarca Ngóbe-Buglé, creada mediante la Ley 10 del 7 de marzo de 1997, con un total aproximado de 8,653 km² y de 433,000 habitantes, de los que unos 70,000 son indígenas.

Es una zona con variedad de climas y suelos fértiles que facilitan la actividad productiva: ganadera, agrícola, cultivo de flores, plantaciones de café y banano, cría de caballos pura sangre, producción avícola, aguas termales, junto a una flora y fauna muy diversa. El paisaje varía desde las zonas costeras, que hacen posible la pesca y el turismo de playa, hasta las alturas del Volcán Barú (3,475 m), ubicado en el distrito de Bugaba, que brinda la ocasión de zonas menos cálidas y muy atractivas para los amantes del montañismo y del turismo ecológico.

La zona está surcada por varios ríos, cuyo caudal varía entre la estación seca y lluviosa, que son utilizados como vías de comunicación y transporte, así como para la pesca, la producción de energía eléctrica y la práctica de deportes acuáticos: Chiriquí viejo, Chiriquí, Chorcha, Río Chico o Piedra, Fonseca, Tabasará, San Félix y Santiago. Todos desembocan en el Pacífico.



Historia Diocesana
Regreso al contenido | Regreso al menu principal